0
Publicado 04/03/2013 por admin en Guía Básica
 
 

Observación astronómica con binoculares

Por Blas Servín

Muchos descubrimientos astronómicos fueron realizados con un modesto binocular. El astrónomo aficionado inglés George Alcock, descubrió cometas y supernovas con este instrumento.

La pregunta de los recién llegados es, qué telescopio puedo comprarme, recomiendo iniciarse con un binocular y una vez que reconozcamos bien el cielo adquirir un telescopio.

Tengo muchos años de experiencia con los binoculares y les puedo decir que es óptimo para la luna, acompañar determinados fenómenos astronómicos como los eclipses de luna, los cometas, conjunciones planetarias, cúmulos estelares, nebulosas, etc. Hoy que poseo un telescopio de 25 cm., siempre recurro a mi fiel binocular para ubicar alguna nebulosa o alguna galaxia.

Se trata de un buen instrumento para iniciarnos en la astronomía, es el puente entre la observación a simple vista y el telescopio. No olvido, cuando observé el cometa Halley, con un binocular 10×50 que me prestó mi hermano Roberto, el eclipse luna de agosto de 1.989, el eclipse solar de 1.994, etc.

  • Ventajas: Fácil transporte y manejo, son livianos, dan imágenes brillantes y bajo precio.
  • Desventajas: Se necesita apoyarlos en un trípode.

Nomenclatura:

Para describir los distintos tipos debemos fijarnos en la parte posterior, donde leemos, por ej. 7×50 o 10×50, etc. El primer número es el aumento y el otro es el diámetro del objetivo en milímetros. Así un 10×50, tiene un objetivo de 50 milímetros y un aumento de 10 veces.

Para la observación astronómica, necesitamos que la pupila de salida se acerque al diámetro de nuestra pupila. En la oscuridad la pupila de una persona joven se abre hasta 7 milímetros y la de una persona mayor 5 milímetros. Para calcular la pupila de salida de un binocular dividimos el diámetro del objetivo por el aumento, por ej. 50 / 10 es igual a 5 mm. y 50 / 7 es igual a 7,14 se adecuan perfectamente a nuestra pupila y vemos con una luminosidad perfecta. Un binocular 20×50 es 2.5 mm. o sea este es un binocular para uso diurno pero no recomendado para la astronomía, por dar una imagen muy oscura.

Binoculares para astronomía:

  • Buenos: 7×35, 8×40, 10×50
  • Excelentes: 7×50, 11×80, 20×80

Para poner a punto, seguiremos los siguientes pasos, si es de día enfocaremos algún edificio, un árbol, etc. Por supuesto si es para la noche buscaremos una estrella brillante.

1.- Tapar el objetivo derecho o cerrar el ojo derecho, mirando solo con el izquierdo, enfocar con el botón central una estrella, hasta que se la vea puntual.

2.- Tapar el objetivo izquierdo o cerrar el ojo izquierdo, mirando solo con el derecho, enfocar con el anillo de corrección que se encuentra en el ocular derecho, hasta ver la estrella puntual.

3.- Abrir los dos ojos, abriendo y cerrando el binocular, ajustamos los oculares sobre nuestras pupilas.

Recomendaciones:
Al comprar un binocular, debes asegurarte que tenga una rosca para trípodes, algún día vas a necesitar un trípode, por eso es conveniente comprar un binocular con rosca. Mientras no cuentes con un trípode, debes colocar un pañuelo sobre un repasador o un bastón largo y encima apoyar tu binocular, así evitas el fastidioso temblor.

Nuestra primera jornada de observación:

Prepara un programa de objetos a ser observados, lleva un cuaderno y un lápiz para anotar todas tus observaciones, un mapa estelar, tu linterna roja, un asiento cómodo y algo muy importante recuerda que a la intemperie hace más frío del que creemos y mucho mas si es en el campo, así que siempre debemos contar con una campera liviana.

Debes tenerlo siempre colgado del cuello, no olvides, un golpe y no conocemos quien pueda solucionarte el problema y si existen, es más barato comprarte otro binocular.

NUNCA, NUNCA PERO NUNCA dejes en pleno día cerca de un niño, lo primero que va a hacer es apuntar al sol, tampoco nunca miren al sol, es muy peligroso y no lo hagan si no tienen cerca una persona con experiencia, los rayos solares dañan irremediablemente la vista.

No olvides esperar 15 minutos en la oscuridad, antes de poner a punto el binocular y utiliza siempre una linterna con luz roja, así tus pupilas no serán dañadas por la luz blanca.

Ahora estás listo para iniciar un paseo por el cielo.

A continuación los objetos celestes que he podido observar con un binocular:

  • Galaxias: 
    Espirales: M31 en Andrómeda, M33 en Triangulo
    Irregulares: 
    Nube Mayor de Magallanes en Dorado y la Nube
    Menor de Magallanes en Tucán.
  • Nebulosas: 
    M8 y M17 en Sagitario
    M42 en Orión
  • Cúmulos estelares:
    M13 en Hércules – cúmulo globular – (un pomponcito de algodón)
    M44 en Cáncer – cúmulo abierto
    M45 en Tauro – cúmulo abierto
    Omega Centauro – cúmulo globular
  • Sistema Planetario: Los planetas Mercurio, Venus, Marte, Júpiter (con sus satélites) y Saturno son muy fáciles, Urano y Neptuno se ven como estrellitas muy pequeñas y para ubicarlos debes observarlos por varios días dibujando el área, el objeto que cambió de posición es el planeta.
  • Asteroides: Lo mismo que con los planetas Urano y Neptuno.
  • Cometas: Espectaculares con binoculares.
  • Luna: Eclipses de luna y los cráteres.
  • Satélites artificiales: Las estaciones espaciales, el Hubble, etc.